Testosterona y Actividad Sexual

uroadmin

Dr. Luis Rodríguez-Vela, Director del Instituto de Urología y Medicina Sexual de Zaragoza y Profesor de Urología de la Universidad. Especialista en Urología desde 1988 y experto en Andrología y Medicina Sexual.

El tratamiento con testosterona en hombres con hipogonadismo (descenso de testosterona) mejora significativamente la función eréctil, el deseo sexual, el orgasmo y la satisfacción sexual en general. Éstas son las conclusiones de un magnífico estudio realizado por Corona y colaboradores publicado en European Urology en diciembre de 2017.

En otro estudio, publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine,  SNYDER y cols. presentaron que en hombres mayores de 65 años, con déficit de testosterona,  el tratamiento con esta hormona mejora la función sexual, tiene un efecto positivo sobre el comportamiento y el humor y sobre los síntomas depresivos que pueden asociarse a un déficit de testosterona.

 ¿Es frecuente tener un déficit de testosterona?

Este problema aparece en el 11% de los hombres de 40 a 70 años y se produce un incremento importante con la edad. La testosterona se libera principalmente en los testículos y esta regulada por una hormona denominada LH que se produce en el cerebro.

Con el paso de los años, se va a producir un descenso de la producción de testosterona y este descenso es muy variable de unos varones a otros. Cuando la testosterona disminuye por debajo de sus niveles normales pueden aparecer diferentes manifestaciones clínicas que se engloban dentro del llamado Síndrome de Déficit de Testosterona (SDT), también denominado hipogonadismo.

¿Qué síntomas pueden aparecer cuando la testosterona esta baja?

Los síntomas del déficit de testosterona son muy variables y los más frecuentes son:

  • Descenso del deseo y actividad sexual
  • Disfunción eréctil o descenso de la calidad de la erección
  • Cambios en la composición corporal: disminución de la masa y fuerza muscular y aumento de la grasa visceral que favorece la aparición de sobrepeso y obesidad.
  • Descenso del vigor y resistencia física
  • Alteraciones del humor y del comportamiento con tendencia al malhumor, insomnio y a la aparición de síntomas depresivos.
  • Descenso de la densidad de los huesos con aumento del riesgo de osteoporosis y fracturas.

Estas manifestaciones clínicas son muy variables de unos hombres a otros y en ocasiones es difícil diferenciarlas de otros problemas como la depresión, enfermedades crónicas, problemas psicosomáticos, etc… Muchos hombres con déficit de testosterona consultan tarde porque atribuyen todos sus problemas a la edad, enfermedades o depresión.

¿Qué circunstancias favorecen el déficit de testosterona?

El factor más importante es la edad. Pero existen múltiples enfermedades que favorecen y empeoran el déficit de testosterona, las importantes son:

  • Diabetes,
  • Sobrepeso y obesidad (sobre todo aumento de la cintura abdominal)
  • Hipertensión arterial
  • Aumento del colesterol y/o de los triglicéridos

Además, se da la circunstancia de que estas enfermedades favorecen el descenso de testosterona, pero a su vez el déficit de testosterona empeora la diabetes y favorece la obesidad. Es decir, es una asociación perversa que se potencia mutuamente y exige un tratamiento multidisciplinario.

¿Cómo puedo saber que tengo Déficit de Testosterona?

Para diagnosticar el síndrome de déficit de testosterona se requiere la asociación de dos circunstancias:

  • CLÍNICA: presencia de los síntomas referidos anteriormente, fundamentalmente descenso del deseo y de la erección y tendencia al cansancio y a la obesidad abdominal.
  • BIOQUÍMICA: la confirmación en un análisis de sangre de que la testosterona total y la testosterona libre están por debajo de los niveles normales

En el Instituto Urología y Medicina Sexual de Zaragoza estamos muy comprometidos con el diagnóstico y tratamiento del déficit de testosterona (hipogonadismo). Realizamos una historia clínica muy completa con exploración física y ecografía de los testículos.

En base a los síntomas que presenta el paciente practicaremos un análisis de sangre (testosterona total, albúmina, SHBG y LH) para conocer los niveles de la testosterona total y calcular la testosterona libre (la fracción más activa de la testosterona).

Este diagnóstico es fácil para un médico experto en urología y testosterona (Uro-andrólogo).

¿El déficit de testosterona tiene tratamiento?

Es muy importante insistir en que el diagnóstico y el tratamiento del déficit de testosterona debe realizarse bajo control médico. El urólogo experto en medicina sexual es el especialista ideal para diagnosticar y tratar este problema. Es muy importante analizar todas las circunstancias del varón: síntomas, estado de la próstata, que medicaciones toma, que otras enfermedades asociadas presenta (diabetes, hipertensión, sobrepeso).

Si existe sobrepeso, vida sedentaria y/o diabetes es muy importante realizar una dieta adecuada para perder peso y practicar ejercicio físico. Esto nos va a ayudar a mejorar la salud y a normalizar la testosterona.

Como ya publicamos en el libro “Evidencia Científica en Hipogonadismo de inicio tardío” (avalado por el Ministerio de Sanidad y Consumo), solamente deben recibir tratamiento con testosterona los varones que presenten síntomas clínicos de déficit de testosterona y en sangre se objetive una testosterona libre excesivamente baja.

descenso deseo sexual

Este tratamiento debe realizarse bajo control médico. Antes de iniciar un tratamiento con testosterona es importante descartar la presencia de cáncer de próstata, aumento de glóbulos rojos o de una insuficiencia hepática.

Durante el tratamiento deben realizarse los controles indicados por la Guía de la Asociación Europea de Urología (Guidelines on Male Hipogonadism). Realizaremos controles de testosterona total y libre, PSA, enzimas hepáticas y glóbulos rojos (hemograma).

El tratamiento con testosterona cuando está bien indicado reporta múltiples beneficios, pero no está exento de complicaciones y debe estar siempre controlado por un uro-andrólogo que conozca el campo de la testosterona y de la próstata.

¿Qué voy a mejorar si recibo tratamiento con testosterona?

CORONA (European Urology2017) en su magnífico metaanálisis concluye que el tratamiento con testosterona en varones con Hipogonadismo (déficit de testosterona):

  • Mejora significativamente la función eréctil con respecto a placebo
  • Se produce una mejoría significativa del deseo sexual, el orgasmo y la satisfacción sexual en general.

En el estudio de SNYDER (New England Journal of Medicine), en hombres mayores de 65 años que presentaban Hhpogonadismo, el tratamiento con testosterona:

  • Mejora significativamente la función eréctil
  • Incrementa el deseo y la actividad sexual
  • Eleva los niveles de testosterona en sangre
  • Mejora los síntomas relacionados con el humor y el comportamiento

Conclusiones:

  • El 11% de los hombres de 40 a 70 años presentan un déficit de testosterona que aumenta con la edad.
  • El descenso del deseo sexual, disfunción eréctil y tendencia al cansancio son los síntomas más frecuentes.
  • Si presenta síntomas sugestivos de un descenso de testosterona mi consejo es consultar con un especialista (urólogo-andrólogo).
  • El tratamiento con testosterona siempre debe indicarlo y estar controlado por un experto en este campo.
  • Múltiples estudios, bien diseñados, han demostrado que, en hombres con Hipogonadismo, el tratamiento con testosterona: mejora significativamente la función eréctil, incrementa el deseo y la actividad sexual y mejora la satisfacción sexual en general.
/var/www/266/htdocs/wp-content/themes/Zephyr-child